República Argentina: 4:04:10am

El diario Clarín dijo que, según trascendió, la soldado decidió no bajar de la montaña y rechazó los cuidados médicos que le ofrecieron los profesionales que se acercaron ayer al sector en varias ambulancias.

Hasta donde se sabe, la mujer permanece oculta y en la clandestinidad en un sector alto de Mascardi. Fuentes locales indican que tiene una herida de bala en el hombro. Miembros de la comunidad aborigen Lafken Winkul Mapu aseguraron que la fugitiva quiere tratar sus lastimaduras mediante la utilización de remedios que son tradicionales dentro de la cultura mapuche.

Para ello, algunos referentes indígenas le habrían solicitado a las autoridades permiso para internarse en Mascardi y tratar con sus medicinas a los mapuches que pudieran haber sido impactados el viernes, prosiguió Clarín.

De acuerdo a del Ejército Argentino, la soldado Micaela Johana Colhuan habría sido herida en el transcurso del intercambio que ocurrió en horas de la tarde de  a 35 kilómetros de Bariloche. Así dice el texto oficial:

 “Micaela Johana Colhuan (DNI: 40.994.737), soldado voluntaria perteneciente a la Escuela Militar de Montaña desde abril de 2016, el día 23 de noviembre, día de los hechos, trabajó normalmente en el instituto entre las 08:00 y 17:00 hs, retirándose en uso de franco a partir de ese horario. Al día siguiente, 24 de noviembre, no se presentó a trabajar. Ante tal situación, el director del instituto ordenó que se iniciara el trámite administrativo correspondiente ante la falta sin causa de la soldado voluntaria a fin de dejar constancia del hecho y sus causas”, arranca el documento.

“Asimismo -sigue el comunicado- y al no tener información del paradero de la causante, personal del instituto concurrió a su domicilio el día 24 y 25 de noviembre siendo recibidos por la madre quien les manifestó que la soldado voluntaria había 'tomado una decisión y se encontraba escondida en la montaña'. A las 17:00 hs del día de ayer (por el sábado), la madre de la causante se apersonó a la guardia de la escuela para manifestar que su hija se encontraba herida y rápidamente se fue del lugar”.

El parte concluye: “A raíz de esto, en la noche de ayer, el director de la escuela se reunió con el juez federal a cargo de la causa, Dr. Gustavo Villanueva a fin de transmitirle los hechos y aclarar la situación”.

Por su parte, un comunicado de la Justicia Federal confirmó este domingo la situación de la soldado. “En el día de ayer —25/11/2017—, continuando con las labores, la patrulla que recorría el lugar habría advertido la presencia de un número no determinado de personas, y se habría producido un enfrentamiento que tuvo como desenlace el deceso de una persona que pertenecería a la Comunidad referida, cuya identidad no fue fehacientemente determinada aún; dos personas fueron detenidas y otras dos habrían resultado heridas con armas de fuego. Miembros de la Comunidad informaron que los heridos no revestían gravedad ni requerían atención hospitalaria, pese a que se encontraban disponibles en el lugar dos ambulancias del Hospital Zonal Bariloche”, indica.

 En 2013, la joven participó en el control de las elecciones municipales, según consta en los registros públicos del municipio de la ciudad. Recibió 300 pesos por participar como Autoridad de Mesa y Coordinadora en los comicios del 1 de septiembre de ese año.

Comunicado del Ministerio de Seguridad

El Ministerio de Seguridad emitió un comunicado en el que dio su versión de cómo fueron los enfrentamientos entra la Prefectura y un grupo radicalizado mapuche cerca del Lago Mascardi que terminó con un joven de la comunidad muerto y al menos dos heridos.

Según la cartera que conduce Patricia Bullrich hubo disparos cruzados y un enfrentamiento que incluyó lanzas, cuchillos y disparos de los prefectos y de la comunidad mapuche.

Los hechos, según el informe oficial, se produjeron ayer a la tarde cuando integrantes del Grupo Albatros de la Prefectura siguieron rastreando la zona tomada por los mapuches en Villa Mascardi por orden judicial del juez federal Gustavo Villanueva. "En el recorrido, y a unos 400 metros de la Ruta Nacional Nº 40, detectaron más de 10 barricadas de madera y tierra, que el día anterior no estaban. Llegaron así a una barricada donde lograron ver entre 15 y 20 personas", dice el comunicado.

​Y agrega: "En ese momento, dos de los Albatros quedaron en estado de alerta, escondidos, mientras que los otros dos bajaron hasta una antena, 150 metros abajo, para comunicarse con dos efectivos que se encontraban a 300 metros de la Ruta 40. Los dos miembros de Prefectura que quedaron en el lugar escucharon gritos que aparentaban ser gritos de guerra y observaron el desplazamiento de un grupo de entre 15 y 20 personas encapuchadas, con máscaras antigases de tipo militar y banderas con lanzas que en sus puntas tenían atados cuchillos. Además, otros portaban armas blancas, por lo que la patrulla de Prefectura esperó escondida entre la vegetación para evitar ser descubiertos".

La supuesta visión de una religiosa mapuche adolescente, detrás de la ocupación de las tierras en Villa Mascardi

Según el parte ​oficial, en ese momento los mapuche comenzaron a atacar a los dos integrantes del grupo Albatros "con piedras, boleadoras y lanzas". "Uno de los efectivos, cumpliendo con las normas legales y de uso racional de la fuerza, repelió el ataque con un arma no letal con munición no letal de pintura con motivo de hacer cesar la actitud violenta del grupo en cuestión y de hacerlos retroceder".

Tras juntarse con otros dos prefectos, volvieron a ser atacados, dice el comunicado. “Los vamos a matar, son pocos, son cuatro”, gritaban los mapuches según el informe.

En ese momento habrían recibido disparos de balas. "Acto seguido, los efectivos escucharon fuertes estampidos en dirección a su posición y observaron a dos o más personas portando armas de fuego que, por el sonido y el efecto de las efracciones, daban cuenta de ser de grueso calibre. Además, se dieron cuenta del calibre de las balas porque arrancaron ramas gruesas de cuajo".

Según el comunicado, en ese momento los prefecturianos empezaron a ser encerrados en una especie de "emboscada".

"Uno de los efectivos, al ver que la patrulla se encontraba superada en número, intentó comunicarse con la base para informar sobre la situación, comunicando que se encontraban superados en número y solicitando apoyo y autorización para hacer uso de sus armas de fuego para salir del rodeo. Allí, siguiendo con el uso progresivo de armas y al no recibir respuesta de la base, producto de la mala señal de la zona, usaron una granada de aturdimiento flash bang. Frente a la situación y frente a los disparos de armas de fuego por parte del grupo violento, inmediatamente comenzaron a replegarse hacia abajo, cubriéndose con disparos de fuego intimidatorios siempre en dirección hacia los árboles y no en dirección hacia los atacantes, ya que no se podía visualizar más a aquellos hombres que se encontraban disparando con armas de fuego".

De esa manera llegaron a descender hasta la Ruta 40 donde había un retén del Grupo de Control de Disturbios. Según el documento, a las 18 horas "desde la ladera de la montaña y en la zona próxima al puesto de la Prefectura Naval, descendieron dos personas con una tercera que estaba herida. En ese momento se procedió a la detención de los mismos, identificados como Fausto Jones Huala y Alejandro González, constatándose luego que la persona herida había fallecido".

"En la zona ya se encontraban presentes la fiscal federal Silvia Little y el secretario Marcos Labay junto con el jefe de Prefectura Bariloche, Leandro Ruata. Por decisión judicial la Prefectura fue retirada del lugar, quedando la zona a resguardo de la Policía Federal y las actuaciones judiciales en manos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria", dice el informe.​

Sobre el final, el Ministerio "lamenta lo sucedido pero considera que, en esta oportunidad, no se trató de un grupo de protesta o de reivindicación sino de una metodología de violencia armada, inadmisible con la democracia y el Estado de Derecho".

Más Leídas