República Argentina: 4:02:33am

El hallazgo del nuevo indicio, que a la postre no fue tal,  fue hecho por un moderno barco de alta tecnología que llegó al puerto de Buenos Aires el pasado mes de octubre. Fue adquirido por el Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (INIDEP) para liderar los estudios oceanográficos, pesqueros y ambientales. Si bien su control debía estar bajo la órbita del Ministerio de Agroindustria, la nave era custodiada en este momento por Prefectura tras un conflicto con el sindicato de marinos de Mar del Plata. Tras esta frustración, el buque continuará con su patrullaje del barrido del suelo marítmo.

El "Víctor Angelescu" tiene potentes sonares nuevos para el estudio de cardúmenes. Tiene 52,8 metros de eslora y el equipo de cubierta cuenta con guinches de pesca y guinches para manejo de instrumental científico.

Cuenta además con equipamiento integrado por ecosondas científicas para la detección de organismos marinos, ecosonda multihaz para mapeo del fondo oceánico, equipo oceanográfico de última generación, circuito de circulación de agua de mar no contaminada, estación meteorológica, ROV, equipamiento para análisis químico de agua de mar, de fitoplancton y equipos biológicos, entre otros.

Según precisó el INIDEP, se eligió el nombre del Víctor Angelescu en homenaje a un investigador rumano nacido en 1912, quien fue de los fundadores del Instituto de Biología Marina (IBM), sobre cuya base se fundó el  propio INIDEP. "Esta magnífica nave de investigación oceanográfica y pesquera lleva el nombre del Dr. Víctor Angelescu, uno de los célebres investigadores que iniciaron el estudio de las ciencias marinas en Argentina", precisó el organismo.

Poco antes de su llegada, el entonces ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, había destacado los aspectos tecnológicos del buque y lo que lo hace único. "Todo ese equipamiento nos abrirá muchas puertas. Es un barco que tiene la particularidad de haber sido diseñado de manera conjunta entre el astillero y la Comisión Técnica del INIDEP, quienes serán sus propios usuarios, por lo que contiene una serie de características que lo hacen muy especial", sostuvo el ahora ex funcionario.

El buque está  comandado por el prefecto Mauricio López. En total, 14 uniformados forman parte de la tripulación, acompañados por varios científicos del Programa de Acústica.

En base a esta situación, la Armada informó en la mañana del sábado (02 dic 2017) que el buque Islas Malvinas, que zarpó el viernes de Comodoro Rivadavia, ya está en posición para intentar determinar, mediante un robot ruso, si esa señal detectada a 477 metros de profundidad se corresponde con el submarino ARA San Juan, desaparecido desde hace 17 días con sus 44 tripulantes a bordo, y del que ya no se espera encontrar sobrevivientes.

El vocero de la fuerza, Enrique Balbi, informó que este "contacto", como llaman a los rastros hallados en el mar que pueden corresponderse con el submarino, es el "prioritario", aunque lo adjudicó a una cuestión meramente operativa y no a que haya indicios más claros de que se trate de un rastro del San Juan, como había trascendido en las primeras horas del día.

Balbi explicó que los otros tres contactos están a mayor profundidad, lo cual hace más complejo verificarlos. E indicó que algunos se encuentran en sectores de mayor cercanía al curso que seguía el submarino, en relación al que se investiga hoy.

Es la primera vez que el sumergible ruso Pantera Plus, que se embarcó en el Islas Malvinas, descenderá para intentar hacer contacto visual con un rastro. "Si llega a haber alguna novedad lo vamos a hacer llegar" a través de un comunicado de prensa, aseguró el portavoz de la Armada.

Además, Balbi detalló que ya se encuentran realizando "la calibración del equipo en el agua para durante el día acceder y tratar de visualizar el contacto para ver si corresponde o no al submarino San Juan". Y aclaró que "no es una tarea fácil", aunque destacó que cuentan con "buena tecnología". "Hay que mantener la vertical del buque de apoyo" del minisubmarino, que se ubica en la superficie justo en el punto de descenso.

El portavoz reiteró que ya se descarta hallar sobrevivientes y ante esa situación definió dos compromisos de la Armada: continuar con la búsqueda del submarino "hasta agotar todos los recursos" y "acompañar a los familiares", quienes piden que se retomen las tareas de rescate desactivadas el jueves, cuando se definió que ya no quedaban posibilidades de hallar a la tripulación con vida.

 

Más Leídas