República Argentina: 10:39:59am

El 28 de octubre último, TIEMPO MILITAR publicó  el artículo titulado: “Analistas del conflicto Rusia-Ucrania, en un informe indican, que las sanciones a Rusia, provocaron la alteración y destrucción de las rutas logísticas habituales del mercado mundial de alimentos”, dando cuenta que  por el conflicto, Ucrania, para exportar cereales, creo dos corredores terrestres: por Polonia y  Rumania. Conversó  con Estonia, Letonia y Lituania, para generar  un tercer corredor. 

El 22 de julio, Rusia firmó un acuerdo en Turquía y  permitió la salida de cereales de los puertos ucranianos de Odesa, Chernomorsk, Yuznhy por 120 días, pudiendo prolongarse por un período similar. A su vez, la ONU y Rusia firmaron un memorando sobre la asistencia de la primera, en el suministro de alimentos, fertilizantes, incluso el amoniaco ruso al mercado global, desde los tres puertos en cuestión. Tiene una vigencia de tres años.

Hace 34 años, el 23 de enero de 1989, la organización armada "Movimiento Todos por la Patria” irrumpió en los cuarteles del Regimiento de Infantería Mecanizado 3 y del Escuadrón de Exploración de Caballería Blindado 10, con asiento en La Tablada. El recuerdo de aquella luctuosa jornada permanece aún vivo en nuestra memoria. Tras largas horas de lucha, muchos héroes dieron su vida en cumplimiento del deber para sofocar esa inexplicable acción armada.

Someter a la Justicia

La carta de lectores de la doctora María Laura Olea del 11 del actual, “El huevo de la serpiente”, pone en evidencia que el plan kirchnerista de someter al Poder Judicial comenzó en 2003, con la complicidad de todo el espectro político. El reconocimiento de esta verdad resulta indispensable para poder arrancar de raíz la causa de la enfermedad: el abandono de los principios que constituyen las columnas que sostienen el Estado de Derecho y su sustitución por la conveniencia política para acceder y mantener un poder absoluto y arbitrario sobre la nación.

La Asociación de Abogados por la Justicia y la Concordia deplora y condena el pedido de  juicio político formulado por el kirchnerismo y sus cómplices contra la Corte Suprema de  Justicia de la Nación. No obstante, recuerda y reitera una vez más que esta embestida tuvo  comienzo con el atropello a ese máximo tribunal en el año 2003 -en el que el actual  Presidente de la Nación tuvo un rol protagónico- para lograr una nueva mayoría que  permitiera la pesificación de la economía y derribara los obstáculos constitucionales que  impedían el juzgado de funcionarios estatales en los hechos armados de los años 70. 

De mi consideración: 

Señores representantes del Pueblo de la Nación; 

 ¡¡DEVUELVAN MI LIBERTAD!!  

Si señores Senadores y Diputados del Honorables Congreso de la Nación Argentina. Devuelvan  mi libertad y la de todos los que se encuentran “ilegítimamente” presos por haber luchado y  derrotado la subversión marxista que, en la década del 70, atacó al estado argentino,  durante un gobierno constitucional.  

Más Leídas