República Argentina: 9:27:26am

El Ejército dio luz verde para el casamiento entre un teniente coronel y un capitán quienes habían solicitado autorización para contraer enlace en el marco de la nueva normativa para matrimonios del mismo sexo, en tanto una pareja de suboficiales, también de la misma institución armada, inició los trámites del caso.
En principio, el matrimonio de los dos oficiales, se realizará en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, cuya legislación fue la primera en admitir esta nueva condición. La identidad de los dos contrayentes, al igual que la de los suboficiales que hicieron la correspondiente solicitud, se mantiene provisoriamente en reserva.

Debido a que la ceremonia de casamiento será estrictamente en el marco civil, no previéndose ningún tipo de acto religioso, no será necesaria, en ninguno de los casos, aplicar la normativa de ceremonial que establece que un oficial u suboficial deberá vestir su uniforme de gala, con las distinciones o condecoraciones si las tuviere, al momento de contraer nupcias.
En el ámbito civil se han realizado ceremonias en el marco religioso a cargo de oficiantes no reconocidos formalmente por la jerarquía eclesiástica católica. Para el caso de que los contrayentes así lo desearan, serían aplicables las normas del ceremonial militar.
 Recientemente, con la asistencia de las cúpulas de las tres fuerzas armadas, se realizó en el Ministerio de Defensa (ver foto), un acto en el que participaron distintos sectores de la comunidad homosexual, los que exhibieron pancartas aplaudiendo la decisión gubernamental de eliminar todo tipo de discriminación en el ámbito militar.

La exhibición de las pancartas sorprendió a los jefes uniformados, algunos de los cuales se pusieron de pie y otros permanecieron en sus asientos tomando tímidamente las cartulinas que les fueron entregadas. Una fotografía de ese momento (la que encabeza esta información) fue puesta de inmediato en la red Internet, pero no fue divulgada oficialmente por la cartera de Defensa.


Más Leídas