República Argentina: 4:03:06am

La Armada insistió el lunes (04 dic 2017) con que la falla que informó el capitán del submarino ARA San Juan no fue una emergencia sino "una falla que fue subsanada". Y aclaró que debido a las complicadas condiciones climáticas "no hay mayores novedades" sobre el navío desaparecido en el golfo San Jorge hace 19 días con 44 tripulantes a bordo, según lo compiló el diario Clarín tras la habitual conferencia de prensa del vocero Enrique Balbi.

"Hay olas de 3 metros", explicó el vocero naval. Y destacó la llegada mañana del buque ruso Yantar, que tiene un sumergible que puede operar a 6 mil metros de profundidad. Tanto el Atlantis estadounidense con el Yantar, tienen previsto llegar a la zona de búsqueda el sábado.

"Estos buques tienen un sistema de posicionamiento dinámico va a tener un punto sobre una vertical", aclaró, ante la pregunta de si buscarían en el fondo del mar en simultáneo.

Al momento se mantienen en las operación de búsqueda 6 buques, 5 argentinos y uno chileno.

En el parte del domingo a la mañana, Balbi explicó que los trabajos para encontrar al submarino se concentraban en un "contacto" que se encuentra a 950 metros de profundidad.

Según explicó, se trata de un "contacto metálico" que fue detectado en una primera instancia por el buque Cabo de Hornos, de la Armada chilena, y luego corroborado por el argentino Skandi Patagonia con un sonar.

Es uno de los 3 indicios que están bajo la lupa desde que la semana pasada fueron detectados 6 elementos significativos en el fondo del mar, en la zona donde se registró una explosión el miércoles 15 de noviembre. Los otros tres ya fueron descartados.

 

En la línea de esta búsqueda,  los militares rusos descartaron dos indicios correspondientes a un “objetivo submarino” en el área de búsqueda del desaparecido ARA San Juan a 950 metros, que era un bloque de hormigón “de tamaños considerables”. Además, identificaron un barco de arrastre hundido.

 

El hallazgo se hizo con la ayuda del complejo operado bajo el agua "Panther Plus". La anomalía del fondo marino se detectó en tres puntos en el área de búsqueda del submarino desaparecido de la Armada de Argentina en las profundidades 467, 770 y 960 metros.

 

 

Más Leídas