República Argentina: 6:57:23am

La acción involucra también al ex Director Nacional de Gendarmería, Gerardo Otero y su segundo, el comandante general Ernesto Oscar Robino, ambos retirados en la actualidad. 

La acusación se basa.de acuerdo al relato de Clarín en un informe de 600 páginas que las nuevas autoridades de Gendarmería Nacional le presentaron hace unos días a Frederic y que la ministra les había encomendado en enero. La investigación, que duró varios meses, concluyó que la acción para interrumpir el corte de ruta que había organizado la comunidad mapuche de Cushamen estuvo repleta de irregularidades.

 

El equipo de Frederic llegó a la conclusión de que Nocetti dio las órdenes para el ingreso de cuatro escuadrones de Gendarmería a la comunidad en Resistencia de Cushamen, donde los mapuche realizaban el corte de la ruta 40 por la liberación de su lonko Facundo Jones Huala.

 

El Gobierno nacional pone el foco especialmente en el papel que cumplió Nocetti en dicho acto. Según la acusación, el ex Jefe de Gabinete del ministerio ordenó el operativo en base al protocolo para actuación de las fuerzas de seguridad en manifestaciones públicas promovido por Patricia Bullrich, pero que nunca entró en vigencia. Según el escrito, omitió el que sí tenía validez en ese momento, sancionado en 2011.

 "El minucioso informe de más de 600 fojas presentado por el Ministerio de Seguridad de la Nación configura un hecho reparatorio de parte del Estado respecto del daño producido por el mismo Estado nacional", informó la cartera en un comunicado.

Según la investigación interna de Gendarmería Nacional, encabezada por Andrés Severino, la actuación del organismo estuvo atravesada por "imprudencia, inoportunidad, impericia, e ineficacia" en el despeje de aquel corte. Además, advierte que "las acciones represivas de 2017 carecieron de proporcionalidad y de racionalidad para el inicio de un operativo de despeje que sólo se llevó a cabo por voluntad política", por las órdenes impartidas por Nocetti y Otero.

"El doctor Nocetti estuvo el día previo y el mismo día del operativo en la zona, dando instrucciones a la Gendarmería para actuar bajo la figura de la flagrancia para conjurar el accionar de la agrupación RAM (Resistencia Ancestral Mapuche), considerada terrorista para la gestión anterior", advierte el informe.

 

La investigación afirma también que “en coincidencia con las instrucciones en el lugar de Noceti, su protocolo ordenaba a las fuerzas perseguir y detener a los manifestantes, aun cuando lograra efectivizarse el despeje, por considerarlos delincuentes en situación de flagrancia".

 

Y en tal sentido concluyó que "no fue prudente ni razonable realizar el operativo", que "además de poner en riesgo a los manifestantes, se expuso al personal a una situación de riesgo innecesario al emplear efectivos que no se encontraban preparados para realizar una intervención de esa naturaleza" y que "si bien había cortes intermitentes de la ruta 40, no había urgencia para realizar el operativo en esas condiciones, ya que existían vías alternativas de circulación y no había riesgo de desabastecimiento en las localidades cercanas".

 

 La acusación, firmada por Jonatan Firun, Director Nacional de Cooperación Judicial y Ministerios Públicos, y Edmundo A. Durval Segovia, Director General de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Seguridad de la Nación, fue presentada tribunales federales de la ciudad de Buenos Aires.

 

JPE​

 

Más Leídas