República Argentina: 9:40:15am

 

El Director Internacional de la Red Radial Latinoamericana CONAICOP, sostuvo que una nueva postergación de los comicios, serviría de chispa para hacer explotar la situación. 

Otra acción a tener en cuenta, que podría traer consecuencias graves para la estabilidad del país, sería la intención de fraude en el  proceso electoral previsto para octubre, donde no se descarta la victoria del candidato de la corriente del derrocado ex mandatario Evo Morales, subrayó el analista internacional, Rubén Suárez.

 

Áñez presiona para que la Justicia  vete la candidatura de Morales

La presidenta transitoria de Bolivia, Jeanine Áñez, aumentó la presión sobre la  Justicia para que anule definitivamente la candidatura parlamentaria a senador de Evo Morales, advirtiendo que el exmandatario debería retornar al país solo para ser procesado por distintos delitos.

"Yo quiero decirle a Evo Morales que, si regresa al país, va a tener que enfrentar a la justicia, para dar la cara ante la justicia, por todos los abusos que ha cometido durante su gestión como presidente, por todos los atropellos a los derechos humanos", dijo Áñez en la ciudad de Tarija (Sur de Bolivia), según la agencia estatal ABI.

Gobierno boliviano pedirá captura internacional de Evo Morales si es imputado por estupro

La advertencia de la presidenta y también candidata se sumó a diversas presiones, inclusive amenazas, con que otros aspirantes y grupos de derecha procuraban que un tribunal de garantías constitucionales de La Paz confirme la inhabilitación de Morales para los comicios del 18 de octubre.

El tribunal, que sumó a un tercer juez para romper el empate en que quedó una audiencia pasada, debería fallar sobre una demanda de Morales para dejar sin efecto la inhabilitación de su candidatura por Cochabamba (centro), decidida por el Tribunal Superior Electoral (TSE) a causa de su ausencia del país.

Rechazo frontal

"Esperamos que el tribunal frene al Movimiento Al Socialismo y a Evo Morales", remarcó Áñez en su discurso durante un acto con policías y bomberos.

Añadió que Morales debería responder ante la justicia por supuestos delitos políticos, atropellos a los derechos humanos y hasta estupro, que habría cometido durante sus 14 años de Gobierno, que ella insistía en calificar como "dictadura".

Morales, en el exilio, desde que fue derrocado en noviembre de 2019, fue inhabilitado como candidato parlamentario en febrero pasado porque el Tribunal Superior Electoral (TSE) consideró que no cumplía la norma constitucional de residir por al menos dos años en su distrito al momento de su inscripción.

Otros candidatos, declararon por separado su rechazo anticipado a una eventual habilitación de Morales, que el MAS defiende sosteniendo que no debería ser coartado por un exilio forzado, como el que el líder indígena vive en Argentina , en calidad de refugiado politico.

 

El ex presidente Carlos Mesa (2003-2005) dijo por carta al tribunal, que la convocatoria a un tercer juez para que dirimida, violaba la Constitución y el ex líder cívico Luis Fernando Camacho presentó el último 3 de septiembre al Tribunal Superior Electoral (TSE) una demanda de inhabilitación definitiva de Morales y de proscripción del MAS.

El ex presidente Jorge Quiroga (2001-2002), también candidato, dijo vía Twitter que el juez del tribunal que votó a favor de la candidatura de Morales "debe ser procesado por prevaricato, porque está siendo el instrumento para darle impunidad al tirano prófugo".

Comités cívicos, mayoritariamente de tendencia derechista, y activistas contrarios al MAS llamaron a concentraciones frente al Tribunal de Justicia de La Paz y anunciaron protestas en caso de que Morales sea habilitado.

Esta campaña anti Morales tenía amplia cobertura en medios locales, destacándose un editorial del diario El Deber de Santa Cruz, que advirtió que la elección de Morales al Senado le abriría la puerta de un eventual retorno a la Presidencia del Estado, por la vía de una sucesión presidencial.

La Dirección Nacional del MAS ha anunciado que acatará cualquier fallo del tribunal sobre la candidatura de Morales.

El gobierno de Bolivia admitió su vínculo con una consultora denunciada por Facebook

Una investigación realizada por el diario argentino Página/12,  y publicada con la firma del periodista Guido Miguel Vasallo, reveló que la  consultora CLS Strategies había sido contratada por 90 mil dólares para una campaña comunicacional realizada entre diciembre de 2019 y marzo de 2020.

El gobierno que encabeza Jeanine Añez reconoció su vínculo con CLS Strategies. Lo hizo a través de un breve comunicado, donde admitió haber contratado a la empresa estadounidense CLS Strategies, cuestionada por desarrollar campañas digitales de desinformación a través de cuentas falsas. La consultora prestó sus servicios luego de las elecciones de octubre de 2019 "para realizar una tarea de cabildeo en busca de respaldo a la democracia boliviana y en apoyo de la celebración de nuevos comicios presidenciales". El documento presentado  para transparentar su situación, tras la difusión de un artículo en el diario norteamericano  The Washington Post,  que expuso el dudoso funcionamiento de la consultora, es más bien una declaración de principios: en el marketing político, cabildear alude a hacer lobby para influir y alcanzar determinados fines. 

Facebook había anunciado la eliminación de una "red de desinformación" con ramificaciones en distintos países, sostiene la fuente citada. A través de consultora CLS, dicha red publicaba contenido a favor del gobierno transitorio de Bolivia. Se trata de 133 cuentas operadas desde Estados Unidos que violaron la "política de Facebook contra la injerencia extranjera y el comportamiento inauténtico coordinado". La investigación del periodista Adair Pinto publicada en Página/12 reveló que CLS había sido contratada por una suma de mil dólares diarios (90 mil la campaña) por un plan comunicacional realizada entre diciembre de 2019 y marzo de 2020. "Gracias a esta investigación se ha descubierto cómo articula mediáticamente el gobierno de facto este tipo de estrategias con Estados Unidos para sembrar una realidad paralela con el objetivo de mantenerse en el poder", asegura Pinto en diálogo con este diario argentino.

Comunicado del gobierno de Bolivia sobre el vínculo con CLS Strategies

El gobierno de Áñez alegó que CLS Strategies "logró contactos entre autoridades del gobierno boliviano y funcionarios del ejecutivo y legislativo de Estados Unidos". El comunicado oficial agrega que CLS no pudo recibir su pago por los servicios prestados "debido a las restricciones legales vigentes". Sin aportar demasiada claridad al nexo que los une, el régimen fundamentó su alianza con la consultora estadounidense en el "respaldo de la democracia", asegurando que "no ha contratado a esta empresa para ningún otro servicio o actividad".

¿Cómo operaba CLS?

Según el diario norteamericano The Washington Post, en Bolivia existió una red de desinformación a cargo de CLS Strategies, empresa de relaciones públicas con sede en Washington que invirtió millones de dólares para apuntar a usuarios en América latina. El diario menciona a un socio de CLS, Juan Cortiñas, que explicó que su firma, además de incidir en redes sociales, se dedica a promover "elecciones libres y abiertas, y se opone a regímenes opresivos".

El 'Reporte de Comportamiento Inauténtico' publicado por Facebook y que cobró mayor relevancia con la nota del diario norteamericano, señala que las cuentas que operaban para CLS "publicaban contenido para apoyar a la oposición política en Venezuela y el gobierno interino en Bolivia, así como para criticar al partido político mexicano Morena", que llevó a Andrés Manuel López Obrador a la presidencia en 2018. El patrón seguido por estas campañas digitales era siempre el mismo.

"Esta red usaba cuentas falsas, algunas de las cuales fueron detectadas y desactivadas por nuestros sistemas automáticos, para amplificar su contenido, evadir la aplicación de nuestras políticas, dirigir a las personas a dominios fuera de la plataforma, engañar a las personas sobre los responsables detrás de esta actividad y administrar páginas, haciéndose pasar por entidades de noticias independientes, organizaciones civiles y páginas políticas", advierte el informe de Facebook que agrega que varias de esas cuentas fingían ser locales, pero en realidad estaban digitadas desde Estados Unidos. Otras simulaban pertenecer a partidos políticos para engañar a los usuarios.

El periodista  Adair Pinto, que fue quien revelo el contrato entre el gobierno boliviano y la consultora, señalo  en una parte del documento: "…Detrás de todo esto hay intereses muy oscuros como la explotación del litio. Ese me parece que es el fondo del asunto…".  

 

Lavado de imagen para la presidenta y candidata boliviana

A principios de diciembre del año anterior, aparecieron resistencias internas y denuncias internacionales por supuestas violaciones de derechos humanos contra el  Gobierno de transición y allí  arrancó una campaña internacional de lavado de imagen de la presidenta Jeanine Áñez.

Para los analistas, ese lavado de imagen se habría originado en el país de Norte.

Para enero de este año, la gobernante Añez anunció que  había decidido ser también candidata presidencial.

Se prolonga conflicto entre Gobierno y Parlamento boliviano por vigencia de nuevas leyes

Un socio de CLS Strategies, Juan Cortiñas, explicó que su firma, además de incidir en redes sociales, promueve "elecciones libres y abiertas, y oposición a regímenes opresivos", reportaron los medios bolivianos, citando al diario estadounidense The Washington Post. Los medios reportaron también que un ejecutivo de Facebook dijo que la operación sobre CLS Strategies involucró 55 cuentas de Facebook, 42 páginas de Facebook y 36 cuentas en la subsidiaria de intercambio de fotos Instagram, dirigidas a audiencias en Venezuela, México y Bolivia, llegando a 550.000 usuarios de redes sociales.

La Canciller Longaric dijo que Bolivia denunciará "intromisión" de Argentina

Cuando se contrató a la consultora CLS Stategies, la presidenta Añez acababa de firmar un acuerdo de "pacificación" con sindicatos y otros sectores sociales, que frenó fugazmente las protestas, y recibía sucesivamente a altos funcionarios de Washington, que le brindaron públicamente todo su apoyo, contando además con los servicios de un ex empleado de la embajada estadounidense en La Paz que se desempeñaba  como su secretario privado.

La imagen del Gobierno transitorio, golpeada por la persistente tensión social y política, resultó dañada aún más por un informe del 10 de diciembre último, de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que calificó directamente como "masacres" a las muertes de manifestantes a causa de la represión oficial.

Pocos días después del acuerdo con la firma norteamericana, Áñez pactó con el Movimiento Al Socialismo de Morales y otras fuerzas parlamentarias el nuevo proceso electoral, que arrancó formalmente el primer día hábil de enero con el anuncio de que los comicios serían el 3 de mayo aunque terminaron pospuestos hasta el 18 de octubre a causa de la pandemia.

El 24 de enero, dejando atrás la promesa de imparcialidad con que había asumido la presidencia, la gobernante anunció su candidatura.

 

Tribunal Electoral de Bolivia asegura control policial y militar para comicios de octubre

Desde entonces el rol de presidenta ha sido opacado por el de la candidata, que como todo su Gobierno trata de construir su imagen en base a una fuerte campaña de desprestigio de Morales y del MAS.

En discursos oficiales, mensajes en las redes y avisos pagados por el Estado, Áñez denuncia casi a diario al pasado gobierno masista como "dictadura" y a Morales como encarnación de abusos de poder, corrupción, abusos de estupro y otros delitos.

Esos ataques se intensificaron en los últimos días, cuando todavía no estaba abierto el período oficial de proselitismo para los comicios y mientras las encuestas de intención de voto mantenían a la presidenta transitoria en tercer puesto, con pocas posibilidades de acceder a un segundo lugar que le permitiría acceder a un eventual ballotage.

El candidato del MAS, Luis Arce, y el expresidente Carlos Mesa (2003-2005) seguían apareciendo invariablemente en los dos primeros lugares en las encuestas.

"Cinco meses de aplazamiento de los comicios no han cambiado el panorama; el MAS sigue siendo la fuerza política más grande y el conjunto de fuerzas conservadoras no encuentra una fórmula de unidad para hacerle frente", dijo a la prensa el politólogo Gonzalo Balcázar.

Inhabilitaron a Evo Morales 

Recientemente, la Justicia electoral boliviana inhabilitó la candidatura a senador de Evo Morales, por el departamento de Cochabamba. La decisión fue tomada por un magistrado nombrado para romper el empate jurídico en el que había quedado la  ultimar votación en la Sala Constitucional de La Paz.

Un tribunal constitucional de Bolivia determinó el lunes 7 de septiembre que Evo Morales se encuentra inhabilitado para postularse como senador por el departamento de Cochabamba en las próximas elecciones del país, que tendrán lugar el próximo 18 de octubre. La decisión fue tomada por Alfredo Jaimes, un magistrado nombrado específicamente para derimir el empate jurídico, que termino con cuatro votos a favor y cuatro en contra.

Morales criticó la medida a través de su cuenta de Twitter: “Bajo amenazas y presiones de procesos, el dirimidor tomó una decisión política ilegal e inconstitucional. La historia demuestra que podrán inhabilitar a Evo pero no podrán proscribir al pueblo”, expresó.

En tanto, Sebastián Michel, vocero del Movimiento al Socialismo (MAS), remarcó  que no puede estar presente en el país porque “no tiene garantías constitucionales”.

Como se recordara Morales, en noviembre de 2019 tras renunciar a la presidencia, viajo a México y en diciembre recaló en Argentina, tras serle concedido el estatus de refugiado político. Desde Buenos Aires, comanda en paralelo, la campaña presidencial del Movimiento al Socialismo (MAS) para las elecciones del 18 de octubre  y cuya fórmula integran sus ex ministros de Economía y Relaciones Exteriores, Luis Arce y David Choquehuanca, respectivamente.

Carlos Mesa, oponente de Morales, en la segunda vuelta frustrada y actual candidato presidencial, celebró la noticia: “Quedó definitivamente cerrado el debate sobre la pretensión de Morales de postularse al Senado violando la Ley. Saludamos la preeminencia de la decisión del TSE, la única instancia con la legitimidad para decidir sobre temas electorales”, expresó.

De volver a Bolivia, Morales enfrentara  distintos cargos que han sido presentado en su contra por el Gobierno interino de Jeanine Áñez: uno por sedición, terrorismo y financiamiento del terrorismo y otro por estupro y tráfico de personas.

 

Con respecto al primero, pesa también sobre él una orden de aprehensión presentada por dos fiscales. En concreto, la acusación es consecuencia de la aparición de una serie de audios en los que una voz, atribuida al ex mandatario, instruye a un dirigente cocalero a bloquear caminos e interrumpir el suministro de alimentos a distintas ciudades en el marco de los disturbios sociales catalizados por las elecciones fraudulentas en el país.

En agosto de este año, el Ejecutivo interino presentó una denuncia por estupro y tráfico de personas. La presentación fue realizada ante una fiscalía de La Paz por el viceministro de Transparencia, Guido Melgar, y tuvo lugar días después de que tomara estado público una supuesta relación entre el ex mandatario y una entonces menor de edad.

En síntesis

Para los expertos en política internacional, los próximos comicios en Bolivia, previstos para el 18 de octubre, en donde se elegirán presidente, vicepresidente,  diputados y senadores, existen sospechas acerca de la poca transparencia que ofrecerían. Que el gobierno de transición se ocupó de culpar al MAS de todos los errores que cometió durante su ejercicio.

Los EE.UU. intentaron hasta el último momento que no hubiera elecciones. El país del Norte tiene especial interés en consolidar una relación sólida con el gobierno boliviano. En enero, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, saludó  y destacó la labor que realiza para el bienestar de ese país, el Gobierno de la boliviana Jeanine Áñez. Ese saludo fue transmitido a la mandataria boliviana por el Asesor Especial Presidencial para Asuntos del Hemisferio del Gobierno de EEUU, Mauricio Claver-Carone electo  en la mañana del sabado 12 de septiembre para ocupar por cinco años lla presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo. E#n esa oportunidad, el funcionario norteamericano manifestó que Trump observa con optimismo a Bolivia porque “tiene una oportunidad hacia el futuro con más democracia, con un estado de derecho y transparencia”, que “son temas importantes”. “Los Estados Unidos y Bolivia son países naturalmente aliados, desafortunadamente estuvimos separados por muchos años por gusto y de una manera poca natural, pero nuevamente tenemos los mismos intereses y valores democráticos y eso es lo que buscamos profundizar”, dijo.

En noviembre de 2019, el Gobierno de EEUU expresó su deseo de ser un “fuerte y buen socio” de Bolivia y puso a disposición su apoyo para garantizar unas elecciones generales “limpias, justas y transparentes”, mediante mecanismos de cooperación. Un mes después, en diciembre, Áñez recibió la llamada del secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, con quien conversó sobre el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Bolivia y su país.

Los EE.UU. tienen especial interés por el tema de la explotación y la industrialización del litio, un recurso material de alto valor con que cuentan los bolivianos. 

Respecto de la deuda externa pública boliviana de medio y largo plazo totalizaba 7.267 millones de dólares en 2016, es decir menos del 22 % del PBI (Datos BCB). Los principales acreedores multilaterales son el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) y el Banco Mundial. Por países, China es el principal acreedor de Bolivia, le siguen Alemania, Brasil, y Corea del Sur.

 Bolivia se había convertido en el último enclave relativamente estable del grupo de países progresistas de América del Sur (ya desarticulados Brasil, Argentina, Venezuela, Ecuador, Paraguay), que no fue bien visto por los americanos.

Por otra parte, Bolivia mantenía crecientes vínculos con China, Rusia y otros actores globales con proyectos estratégicos en diversas áreas (infraestructura, comunicaciones, recursos naturales) como por ejemplo Alemania, por el litio.

Con la llegada al poder de Evo Morales, en 2006, su Gobierno implementó un programa de cambio que dejó de lado el tradicional alineamiento del país con los EEUU, denunciando la injerencia de la CIA y del Departamento de Estado, en Bolivia. En este sentido, la injerencia de los EEUU en Bolivia se volvió más indirecta.

En todo este complejo y difícil contexto, loa analistas en política internacional sospechan que se implementen campañas de desinformación por parte de los servicios especiales del país del Norte en favor de Añez y en contra de los restantes candidatos. Habrá que esperar, hasta el 18 de octubre, día de los comicios,  para ver si el análisis y los pronósticos de los analistas internacionales  resultan ciertos.

 

 

 

 

Más Leídas