República Argentina: 7:05:24pm

Desde 2002, gobierna en este país el Partido de la Justicia y el Desarrollo, conducido por Recip Tayyip Erdogan, que desarrolla  una política exterior ambiciosa, emulando el poderío del pasado.

 

Las relaciones con los palestinos e israelíes

Es público la antipatía que existe que existe  entre Erdogan y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu. Los dos países tuvieron un cruce diplomático en 2010 por la ayuda humanitaria para Gaza que fue apoyada por Turquía. Este país  apoya la causa palestina y critico a EE.UU. por trasladar su embajada de Tel Aviv a Jerusalén. Bahréin y Emiratos Árabes Unidos reconocieron a Israel y dejaron de ayudar a Palestina. 

 

Roces en el Mediterráneo

Ankara está enfrentada a Grecia (miembro de la OTAN), por la soberanía de Chipre desde que Turquía invadió el Norte de esta excolonia británica en 1974.

En 1983 declaró la República Turca del Norte de Chipre, que no ha sido reconocida por la comunidad internacional. En agosto pasado las tensiones entre Grecia y Turquía renacieron cuando el gobierno de Erdogan ordenó hacer prospecciones de gas en aguas de Chipre que están en disputa con Grecia.

Israel, Grecia, Chipre, Italia y Egipto firmaron acuerdos de cooperación para explotar el gas en el Mediterráneo y venderlo a Europa. Turquía considera que tiene derechos sobre esos yacimientos.

Ankara cuenta con millones de refugiados de Siria y otros países que esperan en su territorio la oportunidad de ingresar a Europa. El pacto es de 2016 y busca  contener a los refugiados a cambio de 6.000 millones de Euros.

 La cuestión Kurda y Siria

La población kurda es de unos 20 millones en cuatro países Irak, Siria, Turquía e Irán. En Turquía (Anatolia Oriental) viven cerca del 55% de los kurdos que son cerca del 20% de la población total de Turquía.

 Ankara ha combatido duramente los intentos independentistas, pacíficos y violentos, de los kurdos. En octubre de 2019, tropas turcas entraron en territorio sirio de Idlib y atacaron a las organizaciones kurdas Partido de la Unidad Democrática de Siria (FDS) y su brazo armado, las Unidades de Protección Popular (YPG). Estas combatían contra Estado Islámico con el apoyo de Estados Unidos, Francia y Reino Unido. Erdogan consideró que la autonomía que tenían los kurdos en Siria podría alentar el secesionismo de los kurdos en Turquía.

 

Intervención en Libia y Nagorno-Karabaj

Rusia y Turquía intervienen en lados opuestos de la guerra civil en Libia, el país con las mayores reservas de petróleo de África.

Turquía incrementaría el apoyo militar al Gobierno del Acuerdo Nacional (GAN) de Libia, que cuenta con el apoyo de Naciones Unidas contra la ofensiva liderada por Khalifa Haftar, comandante militar del ex presidente Muamar Gaddafi.

El GAN controla la parte occidental del país gracias al apoyo militar turco y de Qatar, Italia y los Hermanos Musulmanes.  El general Haftar es apoyado por los EE.UU. Egipto, y Jordania. Francia y Turquía se han enfrentado debido al papel ambiguo de París, pero inclinándose en favor en Haftar, tratando de establecer una alianza con Rusia. 

 

La  situación en  Nagorno-Karabaj

Este territorio se disputa  Armenia y Azerbaiyán.

Reconocido internacionalmente como parte de Azerbaiyán, tiene 

Mayoría de población armenia. En septiembre último, Azerbaiyán intento recuperar zonas capturadas por Armenia entre 1992 y 1994.

 

Cuál es la relación entre Moscú y Ankara

Tiene posiciones distintas, pero comparten una visión estratégica.  Erdogan y Putin están convencidos que el mundo es multipolar y que  junto con China y otros países emergentes, les corresponde una cuota de poder mayor frente a Estados Unidos y Europa.

Expertos de política internacional opinan  que la nueva alianza entre Rusia y Turquía debe ser vista como un acuerdo de conveniencia, útil para defender los intereses de las dos partes.

 Rusia es el tercer socio comercial de Turquía y su principal proveedor de energía, y le construirá una planta nuclear. Los dos países seguirán  con el proyecto del gasoducto de 930 kilómetros que cruza el Mar Negro (y evita el paso por Ucrania) para proveer gas a Europa.

 

 

Como son las relaciones con la OTAN y la UE

Con EE.UU. son relaciones contradictorias. Washington busca que Erdogan no se incline en favor de Irán. Estados Unidos y la OTAN tienen en Turquía la importante base militar de Incirlik. Erdogan ha amenazado con cerrarla.

Estados Unidos se negó a extraditar a Fetullah Gülen, opositor a Erodgan. Así también, en 2019 el gobierno turco se inclinó por adquirir de Rusia el sistema de defensa antimisiles S-400 Triumph, alegando que Washington no le había querido vender misiles Patriot en 2017.

Con la Unión Europea es improbable que en un plazo medio se negocie la integración de Turquía.

Turquía  interviene  en la crisis política venezolana. Junto con la Unión Europea tratan que sectores de la oposición en Venezuela encuentren la solución de participar o no en las elecciones legislativas de  diciembre próximo. La Unión Europea quiere que  participe con condiciones, y Estados Unidos se opone.

 

En síntesis

Los expertos en política internacional concluyen que Turquía empuja para conseguir influencia mundial. Este pais participa en conflictos en varias lugares; tiene inconvenientes con los kurdos en su territorio y en Siria, y  disputa con Grecia por la Isla de por Chipre; además  con otros países por recursos energéticos en el mar Mediterráneo. 

Mantiene tensiones crecientes con los EE.UU, Israel, la OTAN  Rusia,  la Unión Europea. Desde 2002, el Partido de la Justicia y el Desarrollo, conducido por Erdogan, lleva a cabo  una política exterior ambiciosa, emulando el poderío del pasado durante la vigencia del Imperio Otomano.

Además, Turquía tiene dificultades en las relaciones con la OTAN y la Unión Europea.

Turquía y Rusia tienen posiciones distintas, pero comparten una visión estratégica. Creen que el mundo es multipolar y que  junto con China y otros países emergentes, les corresponde una cuota de poder mayor frente a Estados Unidos y Europa.

La nueva alianza entre Rusia y Turquía  no debe ser vista como un reemplazo de la OTAN, sino como un acuerdo de conveniencia, útil para defender los intereses de las dos partes.

Moscú y Ankara continuaran  con el proyecto del gasoducto de que cruza el Mar Negro para proveer gas a Europa.

 

 

Más Leídas