República Argentina: 9:44:35am

El ex comandante en jefe del Ejército chileno, general  Ricardo Izurieta Caffarena, falleció en la madrugada del domingo (17 ago 2014) a los 71 años, según lo informó oficialmente la institución militar trasandina. El deceso se produjo en su domicilio.

Izurieta sucedió en el cargo a Augusto Pinochet y se mantuvo en él hasta el 11 de marzo de 2002, cuando fue reemplazado por Juan Emilio Cheyre.

El ex ministro de Defensa, Edmundo Pérez Yoma, se refirió  fallecimiento de Izurieta.

En declaraciones a la señal televisiva 24 Horas, Pérez Yoma expresó que cuando asumió Izurieta en 1998 se buscaba "una persona que hubiera estado alejado del gobierno militar, que hubiera seguido su carrera dentro del del Ejército, una carrera muy distinguida".

"Fue nombrado por un gobierno democrático, cumplió su mandato de cuatro años y se retiró dignamente, no intervino nunca más en política, dando así un ejemplo de lo que es un verdadero profesional militar", agregó el ex secretario de Estado.

En este contexto, Pérez Yoma aseguró que el aporte más importante de Izurieta durante su gestión fue su colaboración para instaurar la Mesa de Diálogo en materias de DD.HH.

"Los mas importante del tiempo en el que yo por lo menos trabajé con el general Izurieta fue la ayuda que me prestó para la instalación dela Mesa  de Diálogo, sin la cooperación activa y entusiasta del general Izurietala Mesa de Diálogo jamás se hubiera podido instalar. Yo creo que esa fue su contribución más importante, en un tema que el Ejército en ese momento era reacio de tocar", concluyó el ex ministro. 

 

Por su parte, el senador de la Región de Los Lagos, Iván Moreira (UDI) señaló que Izurieta fue "un profesional de excelencia, un hombre que se caracterizó por ser verdaderamente caballero, que tuvo una difícil misión como era ser parte de una transición que terminaba con el general Pinochet como comandante en jefe del Ejército y él asumía la institución en un momento en que se podría haber pensado que la situación era muy difícil, pero él tuvo la destreza, la capacidad, el espíritu de diálogo de abrir en forma transparente el Ejército".

"Además fue capaz de iniciar el proceso de modernización el Ejército de Chile", agregó Moreira.

 

En esta línea indicó que "el tema del diálogo que él permitió abrir dentro de la institución quizás fue muy criticado en un minuto pero eso permitió que el Ejército pudiese salir de una situación muy incómoda por el pasado (...) independiente de la labor que tenía que desarrollar, yo diría que fue el que le dio el trato más digno al general Pinochet", finalizó el parlamentario.


Más Leídas